Billetes

 

Tanto Roma como la región del Lazio utiliza un sistema de billetes integrado, es decir, unificado para Metro, autobuses y tranvías. El sistema de billetería es barato y muy sencillo. Cuesta 1,50 €. Hay diferentes tipos:


 

Tipos de billetes


 

Billete sencillo: Cuesta 1,50 € (subió el 25.may.2012) y tiene una validez de100 minutos desde que se valida. En ese tiempo, se puede utilizar en cualquier medio de transporte municipal. Permite varios viajes en autobús y en tranvía, pero uno solo en Metro (si sales del Metro y vuelves a entrar necesitas nuevo billete).

Si subes a un autobús pocos minutos antes de que caduque tu billete, debes timbrarlo nada más entrar, y mantendrá su vigencia hasta el final del viaje.
  

Abono de un día: Cuesta 6,00 € y vale para todo un día. Durante ese tiempo se puede utilizar ilimitadamente en cualquier medio de transporte municipal. Caduca a las 24:00 h. del día en que se ha validado.

Abono de Turista: Cuesta 16,50 € y sirve para 3 días, durante los cuales se puede utilizar en todos los medios de transporte municipales. Caduca a las 24:00 h. del tercer día, incluido aquel en que se ha validado. Es muy popular, porque da la sensación de viajar gratis, pero es difícil que llegues a amortizarlo.

Abono de una semana: Cuesta 24:00 € y sirve para 7 días. Caduca a las 24:00 h. del séptimo día, incluido aquel en que se ha validado.

 

Dónde se compran


 

estancos en romaLos billetes hay que comprarlos con antelación, pues no se pueden adquirir a bordo (sólo unos pocos autobuses tienen máquinas de billetes). Pero existen miles de puntos de venta en la ciudad, de modo que el sistema es muy cómodo. Se venden en:


• Estancos: se reconocen por una gran T.
• Quioscos de periódicos
• Las estaciones de Metro, en máquinas automáticas. Pero a veces se tragan las monedas sin dar ni las gracias: es mejor evitarlas.

 

Controles de los revisores y multas



Mucha gente piensa que en Roma no es necesario validar el billete porque los revisores no pasan nunca. Por lo que respecta al Metro las revisiones son cada vez más frecuentes y es arriesgado viajar sin billete.

En los autobuses, en cambio, los revisores no pasan casi nunca. Los conductores jamás exigen a los viajeros que validen sus billetes (algunos pasajeros no están obligados a hacerlo porque tienen un abono). De modo que mucha gente viaja sin billete, sobre todo para trayectos cortos, o con el billete en el bolsillo pero sin validarlo. Además, a veces los autobuses van tan llenos de gente que resulta imposible llegar hasta la máquina (los revisores no suben a los autobuses atestados de gente).

La multa por viajar sin billete es del precio del billete más:

• 50,00 €, si se paga al contado y en el acto
• 100,00 € si no se paga inmediatamente

 

Visto: 1155